Casos de éxito

Vamos a intentar que visualices algunos de los casos de los que nos sentimos más orgullosos, explicándote historias de éxito de nuestro centro.

Son todas reales.


El dolor de las cicatrices tras la cirugía

Una paciente de 46 años acudió a vernos porque no podía dormir por un dolor en las dorsales. Un año antes, la habían intervenido por un cáncer de mama y tuvo que realizar radioterapia. Las cicatrices en la zona del pecho crearon tal adherencia con la musculatura que la tensión irradiaba hacia la espalda causándole ese dolor.

El tratamiento y el resultado: tras una visita diagnóstica pautamos una serie de sesiones con Indiba Activ® y masaje manual (primero dos por semana, después una a la semana y al cabo de un par de meses un mantenimiento mensual).

Con la primera sesión recuperó la movilidad y la elasticidad y el alivio fue inmediato. Tras el primer mes pudo dormir sin dolor. Ahora acude a nuestro centro para mantenimiento y por placer.

 

Recuperar la barriga de antes del embarazo

Una mujer de 36 años presenta molestias en abdomen y lumbares. Lo que más le incomoda es que tras el último embarazo no logra recuperar la musculatura abdominal. Comenta que parece que siga embarazada porque tiene bastante barriga y que su objetivo, además, es recuperar la práctica deportiva. Presenta también molestias digestivas como la presencia de gases después de las comidas lo que hace que aumente su sensación de barriga.
El tratamiento y el resultado: tras la exploración observo que tiene excesiva separación entre los rectos del abdomen lo que se denomina DIÁSTASIS ABDOMINAL. Derivo al medico para que realice ecografía para confirmar diagnóstico y hacer medición.

El tratamiento consistió en la combinación de la tecnología INDIBA Activ® con terapia manual y mucho ejercicio terapéutico para mejorar la calidad de la línea alba y reprogramar nivel motor su core. Tras unos meses de tratamiento la recuperación de su abdomen fue completa y ha podido recuperar la práctica deportiva con normalidad.

 

Dolor tras sufrir endometriosis

Mujer de 38 años diagnosticada de endometriosis hace 8 años. Actualmente en tratamiento médico y con otros terapeutas.

Presenta dolor abdominal bajo y en la zona sacra. Dolor bastante incapacitante que en los días peores hace que tenga que permanecer en casa. Dolor también al mantener relaciones sexuales con penetración. El objetivo del tratamiento es contribuir a mejorar su calidad de vida.

El tratamiento y el resultado: tras una exhaustiva valoración, el tratamiento consistió en mejorar la movilización del útero y de todas las estructuras de anclaje del mismo insistiendo en las zonas más fibróticas.
Actualmente las crisis de dolor se han reducido habiendo mejorado su calidad de vida.

 

Recuperar el control del esfínter y la actividad física tras un cáncer de colón

Un hombre de 65 años acude tras una intervención por cáncer de recto muy agresiva, pero sin metástasis. Quiere recuperar la actividad física, evitando las hernias, y mejorar “colaterales” de la intervención como son el dolor y el exceso de micciones nocturnas (en torno a cuatro veces cada noche).

El tratamiento y el resultado: se combinan técnicas de drenaje manual con Indiba Activ® perineal, además de pautas posturales y de hábitos alimentarios, todo para reducir la inflamación y mejorar el control del abdomen en posiciones estáticas y evitar la presión abdominal.

 

Incontiencia urinaria en paciente joven

Un chico de 23 años acude por una incontinencia urinaria de urgencia (en torno a trece veces al día) que aumenta durante las relaciones sexuales.

El tratamiento y el resultado: se pautan hábitos miccionales y de ingesta de líquidos además de masajes para relajar el abdomen y aumentar la movilidad torácica y la hipertrofia del diafragma. Se enseña la respiración torácica y diafragmática, pautas de relajación mediante meditación y ejercicios del suelo pélvico.
Actualmente, es un deportistas amante del Crossfit sin ninguna limitación.

 

Disfunción eréctil tras un cáncer de próstata

Tras una intervención quirúrgica por cáncer de próstata a los 68 años, el paciente presenta dos problemas: la disfunción eréctil y la incontinencia de orina.

El tratamiento y el resultado: para el objetivo de fortalecer la musculatura del suelo pélvico se usan ejercicios con Biofeedback y electroestimulación de superficie y anal, además de Indiba Activ®.

 

Dolor agudo en el talón que impide caminar

Mujer de 29 años acude a consulta debido a un dolor muy agudo y localizado en el talón del pie. El dolor aumenta en postura de carga y descalza.

El tratamiento y el resultado: se pauta tratamiento en los PG del flexor de dedos, tibial posterior y sóleo mediante punción seca que resulta muy efectiva y se complementa con tratamiento de abordaje de PG con la tecnología Indiba Activ®.

 

Malas posturas continuadas por el trabajo: un clásico del dolor cervical

Un hombre de 45 años presenta un dolor punzante, en la parte media del brazo derecho que tras dos semanas de evolución le ha irradiado al hombro y cervicales. Realiza un trabajo sedentario de despacho y aunque entrena un par de días por semana presenta malos hábitos posturales.

El tratamiento y el resultado: el tratamiento lo encaramos a masajes para liberar el diafragma y movilizar la caja torácica. Después tratamos la musculatura de tórax y la parte anterior del cuello. Para acabar trabajamos la musculatura posterior del hombro y de las cervicales. Tras pocas sesiones recupera movilidad y pierde el dolor.

 

Estrés y migrañas invalidantes en una mujer joven
Una chica de 18 años que acude a consulta por dolores de cabeza en el lado derecho. Otras veces, el dolor empieza en las cervicales y sube hasta la frente. A menudo, antes de un ataque comenta que le “brillan las cosas” y otras veces, tiene vómitos. Explica tener mucho trabajo y exámenes y que lleva un tiempo nerviosa y estresada.

El tratamiento y el resultado: empezamos el tratamiento liberando el diafragma y la parte anterior de tórax y cuello. Para acabar con la sesión trabajamos musculatura cervical. En la segunda sesión trabajamos el cráneo y a nivel meníngeo y hacemos técnicas para el drenaje de los senos venosos. La mejora es sustancial.

 

Falsos mitos sobre la pérdida de peso en mujeres

Mujer de 42 años con constantes molestias digestivas y paulatino aumento de peso, a pesar de escoger alimentos bajos en grasa y de practicar ejercicio cardiovascular moderado, tipo bicicleta. Come 5-6 veces al día y sufre de apatía, inflamación, digestiones muy largas y gases.

El tratamiento y el resultado: en la entrevista dietética completa, se observa una pauta nutricional muy rica en hidratos de carbono de absorción rápida y edulcorantes artificiales (mucha fruta, miel y productos snacks light), con muy poca grasa saludable (pescado graso, carne roja, aguacates, alimentos reales con toda su grasa, aceite de oliva virgen, frutos secos…) y mucha restricción de las proteínas. En definitiva, la dieta habitual que se sigue con la idea de perder peso.

El tratamiento pautado consiste en espaciar la ingesta de alimentos para favorecer digestiones completas y dejar descansar al aparato digestivo, entre comida y comida. Esto nos ayudó a desinflamar y a que desaparecieran los síntomas digestivos diarios. En cuanto a la pauta nutricional, se aumentan las grasas saludables y las proteínas, disminuyendo los hidratos de carbono con una dieta Fodmaps antiinflamatoria. Se consigue una mejora completa en 2 meses, tras los que se introducen paulatinamente los hidratos que tanto fermentaban. En cuanto a suplementación, se recomiendan unas enzimas digestivas y probióticos. Se incorpora ejercicio de fuerza al ejercicio cardiovascular.
Con el tratamiento completo no solo se recupera la salud intestinal, digestiva y emocional, sino que la energía aumentó notablemente.